Marta Renovales: “Los hoteles, bares y restaurantes no solo han de ofrecer productos locales, sino que tienen que presumir de ellos”

Posted by | 23 septiembre, 2019 | Entrevistas | No Comments

Marta Renovales es una de las periodistas más reconocidas en el ámbito del Canal Horeca. Especializada en hostelería y gastronomía, se esconde tras los contenidos de la web profesionalhoreca.com, uno de los portales referentes del sector. En Frutos Secos Ibiza hemos querido charlar con ella para hablar sobre el futuro del Canal Horeca, sobre las tendencias en el mismo y sobre el creciente impacto de los productos locales, como la algarroba en nuestro caso, en bares, hoteles y restaurantes. “Yo personalmente quiero encontrar vinos de la tierra en la carta de vinos de un restaurante, y me volvería loca disfrutar de un buen pan artesano local en las tostadas del desayuno o un bizcocho casero “de verdad”, hecho con algarroba. Y que me lo cuenten y me lo vendan, por favor”, sostiene.

La revolución digital ha afectado de lleno a muchos sectores productivos. ¿Lo ha hecho también en el canal Horeca?

Desde luego. Si hay una industria a la que la digitalización está transformado de lleno (y más que lo hará) es la del turismo, y muy especialmente el sector hostelero: hoteles, bares y restaurantes.

¿En qué se ha manifestado ese impacto?

Lo hace desde el mismo momento en que el usuario se conecta a Internet desde su dispositivo móvil para buscar dónde comer o dónde alojarse, o para organizar su viaje, hasta que concluye la experiencia y acaba compartiendo una foto o una opinión en redes sociales. La avalancha digital, con nuevas tecnologías que avanzan a pasos agigantados, y los rápidos cambios en los hábitos de consumo están afectando a todos y cada uno de los establecimientos hosteleros, independientemente de su tamaño o tipo. Los pedidos a través de dispositivos móviles; las reservas on-line, el check in on-line, los pagos por móvil, las apps de comida a domicilio, la gamificación, los chats y asistentes virtuales… son ejemplos de tecnologías ya implantadas y en plena evolución que afectan a la experiencia del usuario o cliente y que son retos (y oportunidades) para las empresas hosteleras, aunque a veces den vértigo.

“El consumo de productos de proximidad es doblemente beneficioso: pone en valor la labor de los productores locales y también favorece al medio ambiente”

Como periodista experta en el ámbito, ¿dirías que las empresas del Canal Horeca se han adaptado ya mayoritariamente a esta nueva realidad o todavía siguen en el camino de la transformación digital?

No queda otra: adaptarse o morir. Quien no sepa adaptarse a esa nueva revolución corre el riesgo de quedarse atrás y perder competitividad.

A la par de la revolución digital ha crecido también una mayor conciencia ecológica y por el producto local y de proximidad. ¿Esta conciencia ha dado lugar a una nueva tendencia en el Canal Horeca?

Sin duda. La fiebre por todo lo verde, lo eco, lo local va unida a la creciente preocupación del consumidor por llevar una vida saludable. Tres de cada cuatro consumidores buscan una oferta saludable en casa y fuera de casa: la sociedad está cada vez más pendiente de los alimentos que come y de los ingredientes que contienen. De ahí las tendencias como la llamada real fooding, que apuesta por alimentos frescos naturales, reduciendo el consumo de alimentos ultraprocesados. Y un dato significativo que la hostelería debe tener muy en cuenta: según reciente estudio de ElTenedor, el 73% estaría dispuesto a pagar algo más por alternativas más saludables en los restaurantes. Es decir lo saludable y sostenible puede se rentable.

El consumo de productos de proximidad es, además, doblemente beneficioso: pone en valor lalabor de los productores locales y también favorece al medio ambiente, reduciendo considerablemente las emisiones de gases efecto invernadero y generando menos residuos.

Te hacía la pregunta anterior porque desde Frutos Secos Ibiza se ha hecho una gran labor para recuperar el cultivo tradicional de la algarroba, un alimento con múltiples propiedades nutricionales propio de climas como el ibicenco. Estos productos locales, pegados a la tierra, ¿pueden ser una oportunidad de negocio para el Canal Horeca?

Sin duda. Y no sólo hace falta que hoteles, bares y restaurantes consuman productos locales, sino que han de presumir de ello: que lo proclamen a los cuatro vientos, que informen a sus clientes: la gran mayoría lo agradecerá, sobre todo las nuevas generaciones millennials.  Yo personalmente quiero encontrar vinos de la tierra en la carta de vinos de un restaurante, y me volvería loca disfrutar de un buen pan artesano local en las tostadas del desayuno o un bizcocho casero “de verdad”, hecho con algarroba. Y que me lo cuenten y me lo vendan, por favor.

¿Consideras que ya se está explotando lo suficiente esta oportunidad?

Hay mucho por hacer, esto no ha hecho más que empezar. Las demandas de un consumidor más consciente y cada vez más preocupado por su salud y el planeta son una interesante oportunidad para la restauración, que no debe perder el tren. Es significativo, por ejemplo, el boom de los alimentos plant based, que se  lanzan como alternativas a la carne y el pescado. Hay productos vegetales (hamburguesas, perritos, carne vegetal…) realmente logrados; los siguientes serán el pescado y el marisco, que en breve tendrán sus sustitutos “verdes”.  Todos estos productos alternativos a la carne, pescado o huevos han llegado para quedarse, y son una excelente vía para que los restaurantes se diferencien.

“Los avances tecnológicos no deben dejar de lado el tema clave: la sostenibilidad. El futuro ha de ser sostenible, o no será”

Y para terminar, y ya que tenemos el placer de charla con una gran experta en el sector. ¿Cuáles dirías que son las tendencias / oportunidades de negocio más en auge para los negocios Horeca?

¡Uff! Podrían escribirse páginas y páginas sobre el tema, pero no aburramos a los lectores. Todo puede resumirse en un mensaje: el usuario, o cliente, o huésped, o comensal, es quien manda, y las firmas hosteleras han de satisfacer sus demandas, e incluso adelantarse a las mismas.

A partir de ahí, podríamos hablar de conectividad y big data. Ya que todo va a estar cada vez más conectado: clientes, empleados, habitaciones, restaurantes, destinos… Recoger, analizar la cantidad de datos que genera un cliente durante su estancia será clave para entender qué quiere y poder ofrecérselo. Para captar a un consumidor cada vez más informado y exigente, nada como ofrecer experiencias cada vez más personalizadas, y para ello la clave está en los datos.

No hay que olvidar la imparable robotización, un fenómeno del que nos beneficiamos sin ser todavía muy conscientes. Atención también al impacto del delivery o comida a domicilio en los restaurantes, que deben prepararse y adaptar su operativa a las nuevas demandas de los consumidores si quieren ser competir. Los datos hablan por si solos: el 66% de los españoles ha utilizado alguna vez los servicios de envío de comida a domicilio (delivery) y comida para llevar (take away). según un estudio de Kantar Worldpanel. A lo largo de 2019 se acelerará este crecimiento, aparecerán nuevos agregadores y empresas, yse consolidará el modelo de las dark kitchen, cocinas cerradas cuya producción se destina exclusivamente al servicio a domicilio. Es decir: aparecen nuevas oportunidades para las empresas del canal horeca.

En cualquier caso, los avances tecnológicos no deben dejar de lado el tema clave: la sostenibilidad. El futuro ha de ser sostenible, o no será.