PAN DE HIGO, ¡energía concentrada!

Posted by | 12 junio, 2018 | Frutos Secos Ibiza | No Comments

Ante una cada vez mayor demanda de productos sanos, desde hace ya tiempo que están de moda las barritas energéticas. No todas ellas se pueden considerar saludables, ya que muchas van llenas de azúcares y están muy procesadas, pero también hay que decir que una parte de ellas si se puede considerar una buena alternativa a la hora de tomar algo entre horas para saciar el hambre. Nos referimos a aquellas que están hechas sólo a base de frutos secos y fruta desecada.

Hoy en día podemos encontrar en el mercado numerosas marcas con distintos formatos e imagen, multitud de combinaciones y sabores, todo muy atractivo para el consumidor, que sin saberlo ha convivido con este tipo de alimento desde hace cientos de años. Y es que tenemos en España una receta tradicional que es el origen de estas barritas: el pan de higo. Pese a que se llama “pan”, esta receta no contiene harina, sino higos secos, almendras y especias. Sólo hace falta fijarse un poco en el campo ibicenco para darse cuenta de que contamos con la materia prima para la elaboración de este saludable alimento.

Los higos, fruto de la higuera, contienen gran cantidad de nutrientes además de abundante fibra, por lo que son ideales para ayudar a regular el tránsito intestinal. Además son una buena fuente de hierro y vitamina b, por lo que se recomiendan para prevenir anemias. Su elevado contenido en calcio y magnesio los hace muy recomendables para embarazadas, madres lactantes, niños en edad de crecimiento así como para prevenir problemas oseos.

Su aporte calórico, aunque pueda parecer elevado (255Kcal por cada 100grs), no es para nada excesivo, ya que es un alimento muy nutritivo y saciante. Si además lo comparamos con la bollería industrial, que aporta muchas más calorías, azúcar y  grasas, sin prácticamente fibra, ni vitaminas o minerales, queda bastante claro que es una excelente opción a la hora de saciar el hambre entre horas.

Las almendras son una excelente fuente de proteína, grasas saludables, carbohidratos, vitamina E, calcio, magnesio o manganeso entre otros.

El pan de higo que se produce en Ibiza se hace a mano, con materia prima local y con ingredientes crudos. Esto es importante ya que sólo así se preservan las enzimas, que son moléculas de proteínas que catalizan diferentes reacciones químicas en el organismo. El sistema digestivo, el inmune, el sistema sanguíneo, la visión, la respiración, etc. dependen de ellas. Incluso las vitaminas y minerales que ingerimos a través de los alimentos, necesitan de las enzimas para poder asimilar los nutrientes correctamente. De ahí la importancia de consumir alimentos de calidad y crudos.

Esta combinación de alimentos secos da lugar a una receta  muy energética que tradicionalmente se usó para conservar los higos durante mucho tiempo. Comiendo poco aportamos mucho al cuerpo. No se trata de la cantidad que se coma sino de la calidad de lo que se coma.