PANELLETS DE ALGARROBA

Posted by | 29 octubre, 2018 | Recetas | No Comments
Esta semana se celebra la festividad de Tots Sants, dónde la protagonista de la jornada es “sa trencada”. Según la tradición, las familias se juntaban alrededor de una mesa para rendir homenaje a sus difuntos, rezar el Rosario y celebrar una cena en la que no faltaban los frutos secos, las frutas de temporada como la granada y también los famosos panellets, un dulce típico de Catalunya, el País Valencià y las Illes Balears. Estos días habrá cola en las pastelerías para comprar panellets. Los tradicionales se elaboran con almendra y piñones, pero en la última década se han puesto de moda sabores más exóticos y variados como los panellets de fresa, café o cereza. Hacer panellets en casa es muy fácil y quedan deliciosos si se utiliza una buena materia prima. Por eso te queremos invitar a prepararlos tú este año con una sencilla receta que, además, tiene como protagonista un sabor muy de nuestra tierra: la algarroba. Los panellets de algarroba se elaboran igual que los de almendra pero llevan este toque especial que les aporta un dulzor y un sabor espectaculares. Estamos convencidos de que vas a sorprender a tus invitados con esta versión panellets.

Ingredientes (para unos 15 panellets):

  • 500g de almendra tostada molida
  • 200g de azúcar
  • 20gr de harina de algarroba
  • 1 huevo
  • Almendra pelada cruda para decorar

Preparación:

  1. Precalienta el horno a 180ºC.
  2. En un bol grande, mezcla todos los ingredientes con la ayuda de un tenedor. Cuando la masa se empiece a compactar, utiliza las manos y forma una bola grande para, posteriormente, ir haciendo bolas más pequeñas con tus manos. Pon las bolas sobre un papel sulfurizado o de horno y ve colocando las bolas separadas unos centímetros entre ellas.
  3. Para terminar, coloca la almendra pelada encima y cháfala con el dedo para que se aplaste un poco el panellet. A continuación, introduce los panellets en el horno y déjalos cocer unos 7-8 minutos como máximo. ¡Van muy rápido!
Disfrútalos con la familia, en la tradicional “trencada” y acompáñalos, si te apetece, de un traguito de hierbas o frígola. Bon profit!
GuardarGuardar GuardarGuardar GuardarGuardar GuardarGuardar GuardarGuardar GuardarGuardar